Cómo ahorrar en la factura de la luz

Cómo ahorrar en la factura de la luz

La factura de la luz es uno de los mayores gastos de los que se debe hacer frente cada mes. A pesar de nuestros intentos por ahorrar en luz, la factura sigue presentando altos valores

El precio de la luz es variable , pero sólo representa el 37% de la factura (el resto son impuestos y subvenciones a otros sectores), pero aún así ha conseguido que la factura mensual suba de forma notable.

España es un país de contrastes, y en la mayoría de las regiones hace frío en invierno y calor en verano, lo que obliga a gastar en electricidad todo el año, ya sea la estufa o la calefacción en invierno, y el aire acondicionado y los ventiladores en verano.

¿Cómo podemos ahorrar en la factura de la luz? Hay consumos que son casi imposibles de reducir, como el frigorífico o el uso de la tele o el ordenador. Pero si podemos actuar reduciendo el consumo del standby o de la iluminación de la casa y limitando los electrodomésticos que consumen mucho.

 El consumo eléctrico

Para ahorrar en la factura de la luz y descubrir los electrodomésticos que más consumen, lo primero que tenemos que saber es cómo se mide el consumo eléctrico. Aquí influyen dos factores. La potencia eléctrica que necesita el aparato, y el tiempo que se usa. Por ejemplo, el microondas requiere una elevada potencia eléctrica pero sólo se usa unos minutos, así que su gasto es moderado. La nevera requiere menos potencia que el microondas pero está encendida las 24 horas del día, así que su gasto es mayor.

Por esa razón el consumo eléctrico se mide en función de la potencia que requiere el electrodoméstico, medida en vatios (W), Kilovatios (KW) o Megavatios (MW) y el tiempo que se usa, medido en horas. Esto nos da la unidad de energía eléctrica, el Kilovatio – hora (KWh), que es la energía necesaria para suministrar una potencia de 1 Kilovatio durante una hora. Un Kilovatio son 1000 vatios y un Megavatio, 1.000.000 de vatios.

Por tanto, si tenemos un horno con una potencia de consumo de 1000 vatios y lo usamos una hora, habrá consumido 1 KWh.

Además, existe un consumo de luz que incrementa el gasto sin que nos demos cuenta.

standby: se trata de un consumo de electricidad de aquellos aparatos electrónicos que están conectados permanentemente a una red, aunque no los estemos utilizando.

Tener conectada la televisión a la toma de luz y solo tener que dar a un botón del mando para encender, es mas fácil que estar conectando cables cada vez que queremos verla.

El consumo standby : se debe tener en cuenta cuando se calcula los gastos. Es más, este consumo genera entre un 7 y 11 por ciento de media del consumo eléctrico total de un hogar. Esto equivale a un gasto medio al año de entre 32 y 58 euros.

¿Cuánto consume un electrodoméstico?

Con lo puesto anteriormente , ya podemos calcular lo que consume un electrodoméstico en concreto. Debemos buscar el manual o una etiqueta en el producto, donde indica la potencia que requiere para funcionar.

Si un televisor requiere 48W, es decir, en una hora consumirá 0,048 KWh.

Hay que tener en cuenta que la mayoría de los electrodomésticos funciona a diferente potencia. Por ejemplo :

  • Una batidora puede funcionar a velocidad baja, alta y turbo. La etiqueta refleja la potencia máxima, si se usa la opción más baja, consumirá menos.
  • un monitor que según su ficha tiene un consumo de 20W. En una hora consumirá 0.020 KWh. Supongamos que lo usamos durante seis horas al día. En un día consumirá 0.020 x 6 = 0.120 KWh. En un mes de 30 días, 0.120 x 30 = 3,6 KWh.

Si quieres medir el consumo exacto puedes utilizar un Contador instantáneo de electricidad. Es un medidor que se conecta a un enchufe y mide la electricidad consumida por cualquier cosa que conectes a ese enchufe.

Hay varios factores que influyen en el precio de la luz. Uno de los más importantes es la potencia contratada o facturada, suma casi el 50% de la factura. La potencia contratada es lo que podemos consumir al mismo tiempo. Por ejemplo,

si la potencia contratada es de 3,45 KW, no podemos usar electrodomésticos al mismo tiempo que superen esa potencia, porque saltarán los plomos. Más potencia contratada tengamos más pagamos incluso aunque no usemos electricidad. A cambio, podemos usar más electrodomésticos al mismo tiempo.

En tu factura puedes ver la potencia contratada. Calcula el consumo de todos tus electrodomésticos y bombillas que usas al mismo tiempo, y si ves que es mucho más bajo que la potencia contratada, seguramente te conviene bajarla. Pero alguna vez te saltarán los plomos si pones en marcha varios electrodomésticos potentes a la vez, como el horno, el microondas y la lavadora. Ten en cuenta que tanto bajar como subir la potencia contratada cuesta dinero, y sólo la puedes cambiar una vez al año.

El precio del KWh depende del tipo de tarifa que tengas. Los nuevos contadores digitales permiten saber a qué horas consumes, así que aplican un precio del KWh variable a lo largo del día: más caro en las horas de la comida y la cena, y más barato de madrugada.

¿Qué electrodomésticos consumen más electricidad?

Si nuestro objetivo es ahorrar en la factura de la luz, y el primer paso es conocer qué electrodomésticos son nuestros grandes enemigos en este aspecto.

Aunque algunos de ellos son imprescindibles, cierto es que otros se pueden usar de forma más esporádica y así reducir los gastos en electricidad.

Haciendo un repaso por los principales electrodomésticos, podemos determinar los siguientes consumos en cada uno de ellos:

Hemos visto cómo calcular el consumo de un electrodoméstico concreto, pero también es interesante descubrir cuáles son los electrodomésticos que más consumen. Así sabremos cuáles conviene limitar durante el uso diario, o cual va a pesar más en la factura de la luz.

electrodomesticos_consumo_3

Por tanto resulta sensato comprar un modelo de bajo consumo, cuando tengamos que reponerlo, para reducir la factura de la luz.

Consejos para reducir el consumo de los electrodomésticos

Ahorrar en la factura de la luz no depende sólo de limitar los electrodomésticos que más consumen. Hay también otras formas de reducir el gasto.

Con el objetivo de ahorrar en la factura de la luz, es importante tomar nota de los siguientes consejos

  • frigorífico,que es el electrodoméstico que más consume al estar todo el día conectado, su mal estado o su incorrecto funcionamiento pueden ocasionar un consumo del 25% de energía, un porcentaje mucho más elevado que si se está en buenas condiciones. Otro aspecto a tener en cuenta es cerrar bien la puerta y no dejarla mucho tiempo abierta. Por otra parte, meter alimentos calientes genera un mayor gasto eléctrico porque el frigorífico usa más potencia para enfriarlos cuanto antes.La temperatura del frigorífico es un aspecto de vital importancia si se pretende ahorrar en la factura de la luz. Por cada grado de disminución de gasta un 5% más de energía. Por ello, es aconsejable conservar una temperatura de entre 3ºC y 7ºC en el compartimento de refrigeración y un -18ºC en el de congelación.
  • la televisión,lo ideal es apagarla desde el botón que incluye y no desde el mando, ya que de esta forma no la dejaremos en stand by y no consumirá tanto. Otra opción es comprar televisores que incorporan tecnología LED ya que consumen un 25% menos de luz.
  • lavadora y lavavajilla,ahorraremos en gastos si los ponemos cuando estén completamente llenos. De esta forma, pondremos menos programas cada mes, por lo que se ahorra un buen porcentaje. También es aconsejable utilizar programas de lavado en frío, en el caso de la lavadora, o ciclos de lavado cortos. En el lavavajillas también hay programas ecológicos o de ciclos cortos que para platos que son una buena opción.
  • los ordenadores,podemos bajar la iluminación de la pantalla o quitar el salvapantallas para no consumir tanta energía. También es posible conectarlos a regletas o bases de conexión múltiple con interruptor para apagar todo a la vez.
  • el horno y la vitrocerámica.Para ahorrar en ellos, a la hora de cocinar en vitrocerámica, es preferible utilizar recipientes más pequeños porque consumen menos energía. Otro truco es tapar los recipientes de cocción. También es una buena medida apagar estos electrodomésticos antes de tiempo, la comida se acabará de hacer con el calor residual.
  • ¿cómo ahorramos en aire acondicionado y en calefacción?Un aspecto importante es tener en cuenta es la etiqueta energética de estos aparatos, la cual muestra el nivel de eficiencia. La letra A equivale a la más alta eficiencia mientras que las G es la de menor eficiencia. Este dato puede hacernos ahorrar hasta 29 euros al año. Otro consejo es utilizarlos únicamente en escasos de gran necesidad y olvidarnos de apagarlos cuando sea necesario o cuando nos vayamos de casa

Reduce la potencia contratada

Hemos visto cómo la potencia contratada marca buena parte del precio de la factura mensual de la luz. Calcula el consumo total de los electrodomésticos que usas al mismo tiempo, y si es mucho menor que la potencia contratada, bájala, llamando a la compañía eléctrica. Cada KW extra de potencia contratada puede suponer más de 4€ en la factura del mes.

Reduce el standby

El standby (lo que consumen los electrodomésticos mientras están enchufados, aunque no los uses) supone cerca del 8% del gasto. Para eliminar el standby hay que desenchufar los electrodomésticos, una operación que puede ser difícil porque a veces los enchufes están en lugares casi inaccesibles, como detrás de una librería, o en un hueco. Es mucho más práctico conectar los electrodomésticos a una regleta o ladrón que disponga de un interruptor. Así podrás desconectar todos al mismo tiempo:

electrodomesticos_mas_consumen

También hay enchufes inteligentes que se apagan con un mando a distancia. Así no tienes que agacharte o meterte detrás de los armarios a desconectarlos:

standby_consejos_3

Consume en las horas más baratas

Si tienes un contador digital que tarifa según la hora, mira los precios variables del KWh, en tiempo real, y utiliza los electrodomésticos que más consumen (la lavadora, el lavavajillas) en las horas más baratas. Pero no te obsesiones con el tema, porque un uso puntual apenas se nota en la factura. Por ejemplo, poner una lavadora de bajo consumo en horario nocturno sólo supone un ahorro de tres céntimos de euro.

Modo Ahorro o bajo consumo

Muchos electrodomésticos y dispositivos electrónicos, incluyendo el ordenador, la lavadora o el móvil, disponen de modos de ahorro o bajo consumo, que suelen ser suficientes la mayoría del tiempo. Úsalos siempre que puedas.

Tarifa nocturna

Si pasas poco tiempo en casa durante el día o puedes permitirte el lujo de poner la lavadora o el lavavajillas durante la noche, plantéate contratar la Tarifa Nocturna, que es más barata.

Gas, mejor que electricidad

Algunos electrodomésticos del hogar, como la cocina, pueden funcionar con gas o con electricidad. Si puedes elegir el gas es energéticamente más eficiente: cuesta menos obtener la misma energía.

Busca la eficiencia energética AAA o A+

La mayoría de los electrodomésticos ya se venden con pegatinas de eficiencia energética. Opta siempre por aquellos que son AAA o A+. Mantienen una mayor eficiencia con menor consumo.

etiqueta-energetica1

si quieres saber como ahorrar con la bombillas de led pincha aqui 

2 comentarios

  1. Pingback: Bombillas LED: ¿ahorrar es posible? | Bricovoltio

  2. Pingback: ¡OJO AL VATIO! medidor de consumo eléctrico | Bricovoltio

Deja un comentario

  • Sociales